• Entre bambalinas

Mi secreto de la felicidad

Hace unos años a través de Internet descubrí que mi filosofía de vida, mis gustos en cuanto a la decoración se refiere y mi forma de afrontar la vida tiene un nombre: Hygge. Resulta que al igual que los daneses comparto esa forma de entender y disfrutar de los planes sencillos, confortables y relajados.


Se trata de encontrar la felicidad en las pequeñas cosas del día a día. Os pongo un ejemplo: Imagina que lunes y hace un frío de morirte, te despiertas de repente pensando que no te ha sonado la alarma y al levantarte espera mirar la hora descubres que aún te queda una hora para que suene. Te vuelves a meter corriendo en la cama, donde se está super calentito y piensas ¡qué gustazo, una hora más para dormir! En ese momento tienes un sentimiento de felicidad increíble. En este tipo de cosas es en las que intentamos centrar nuestra atención, en los pequeños placeres.


Investigando, descubrí que los daneses lo practican desde hace siglos este secreto de la felicidad. De hecho desde 2012 encabezan el ranking World Happiness Report Update siendo las personas más felices del mundo. Un bueno libro con una taza de café, dar un paseo en tu parque favorito mientras te da todo el sol en la cara, un abrazo de tu persona especial después de un día agotador...


Resulta que todo va relacionado. En los gustos sobre decoración nos pasa lo mismo, somos del todo Hygge. Solemos preferir tonos neutros, cálidos y acogedores. Llenar la casa de velas, de mantas gustosas y donde la luz sea la protagonista. Un estilo muy nórdico. Nos gusta entrar en casa y respirar. Que nuestro hogar transmita paz y tranquilidad (ahora mismo con 2 peques de 2 y 4 años es más complicado pero lo intentamos).



Se suele repetir a menudo, cuando viene gente a casa siempre nos dicen que es muy acogedora y al final se trata de eso. Que donde sueles pasar mucho tiempo sea tu templo de paz donde poder recargarte de energía y refugiarte cuando te sientes más indefenso.


Si aprendemos a saborear las pequeñas cosas del día a día sin estar añorando siempre lo que no tenemos o nos falta por conseguir creerme si os digo que seréis mucho más felices.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo